sábado, 19 de septiembre de 2015

Puente de Triana

En mi caso, la fotografía siendo un medio de vida es lo que más me gusta.  Disfruto probando, experimentando.  En muchas ocasiones esas pruebas son fallidas y otras merecen un apartado especial que marco como pruebas que merecen una dedicación especial porque al fondo parece que hay algo interesante.

Esta vez os enseño una imagen que es la composición de unas 200 fotografías tomadas con luz día y con luz noche.  Se me ocurrió que podría ser interesante probar cuál sería el resultado de mezclar las luces del día y de la noche.  El resultado no deja de ser curioso, en una imagen se conjuga lo que podemos ver durante el día pero también lo que podemos observar en la noche.